lunes, 4 de julio de 2016

Más vuelos con la Nikon D500 (moritos)

Sigo haciéndome a la D500 y probando distintas configuraciones para vuelos y, en general, estoy muy impresionado con lo bien que se porta en este tipo de fotografía y eso considerando que casi siempre llevo montado en el 500 un teleconvertidor 1,4X que siempre resta prestaciones al sistema de AF. He notado un importante incremento en el número de imágenes que consigo a foco en tandas de vuelos más o menos largas, tanto con aves que tiene un fondo despejado (cielo) como en vuelos contra fondos más complicados (vegetación).
Los ejemplos que acompañan a esta entrada son todos a formato completo o casi completo, excepto la primera que tiene algo más de recorte.

Por cierto, todas con la misma configuración: Nikon D500, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, exposición manual y a pulso desde el coche

  








martes, 28 de junio de 2016

Garceta común"

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, a pulso desde el coche
A veces, la foto que no tiene el enfoque más rabioso, o la que está apretada en el encuadre a más no poder, o la que está movida, o la que está cortada... es la que tiene algo, un "nosequé", que te engancha. Tal vez es una combinación de esos elementos intangibles que rodean a las fotos cuando las haces y de los que solo queda registro en la memoria personal de cada uno. 
Esta garceta es uno de esos casos. Tal vez fuera la suave y cálida luz de los últimos rayos de sol, o el buen cuerpo que te queda después de pasar una tarde intensa de pajareo o tal vez una ráfaga de aire fresco que de repente alejó a las miriadas de mosquitos que me atosigaba. Me gusta mucho, a pesar de que no tiene el mejor enfoque del mundo, a pesar de que casi se sale del encuadre y a pesar de que no está mirando a la cámara.
Eso, un "nosequé" :-) 

lunes, 20 de junio de 2016

Pechiazul


Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR +1,4X-TC, trípode, exposición manual
Siempre me estoy quejando de que las aves nunca están lo bastante cerca para mi gusto pero tengo que reconocer que este ejemplar de pechiazul se mostró realmente indiferente ante mi presencia y posó muy, muy cerca, tanto que casi no entra en el encuadre porque, encima, me pilló con el 1,4X-Tc recién montado en el 500 y... bueno, el caso es quejarse porque la verdad es que con un aves tan preciosa como ésta y con la luz tan suave que había no me importó olvidarme de los encuadres abiertos por una vez ;-)
Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR +1,4X-TC, trípode, exposición manual
Detalle al 100%, Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR +1,4X-TC, trípode, exposición manual

lunes, 13 de junio de 2016

Escribanos hortelanos con la Nikon D500

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode
El fin de semana pasado estuve con unos amigos por la sierra de Gredos en busca de algunas especies de paseriformes a las que les tenía muchas ganas ya que por el sur son muy infrecuentes, desconfiadas o simplemente, están ausentes. 
El escribano hortelano es una de las que más ganas tenía de fotografiar y también de ver ya que nunca la había observado. Esta especie ha superado mis expectativas y no solo porque ha resultado ser más bonita de lo que hubiera imaginado sino también por lo extremadamente colaboradora que se ha mostrado ya que en la zona dónde la fotografié está muy acostumbrada al trasiego de montañeros, senderistas y pajareros.
Una especie realmente preciosa a la que ha acompañado una luz suave y dulce, de esa tan especial que hay por las montañas, y con la que he disfrutado un montón :-) 

domingo, 29 de mayo de 2016

Nikon D500, retratos de buitre


Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR, trípode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO640, f8, 1/500s, encuadre original

Detalle al 100% de la imagen anterior


Un par de imágenes de leonados a "quemarropa" a ISO 640 y ISO1600, con y sin telecnvertidor 1,4X-TC y con el procesado habitual que suelo hacer para las fotos aunque, con esta cámara, mi impresión es que las imágenes soportan mucho mejor el procesado para eliminar ruido digital lo que permite lograr imágenes a ISO mucho más altos que las que obtenía con mi D7200.
Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, trípode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO1600, f5,6, 1/800s, encuadre original

Detalle al 100% de la imagen anterior

lunes, 23 de mayo de 2016

Nikon D500... en vuelo

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR, tripode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO2500

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR, tripode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO2500

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR, tripode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO1000

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR, tripode, hide con cristal espía, exposición manual, ISO1000
Llevo casi tres semanas con la nueva Nikon D500 aunque por diferentes motivos climatológicos, laborales, logísticos, etc, etc, no había podido ponerla a funcionar en condiciones hasta ayer, cuando por fin pude contar con una buena ocasión. Al principio las condiciones de luz me parecieron muy poco adecuadas ya que el día estaba cubierto y el cristal espía del hide suponía una merma extra a las ya de por si pobres condiciones de luz. Decidí tomarme la cosa como una ocasión para empezar a probar los límites de esta cámara así que buena parte de la sesión se desarrolló entre ISO1000 e ISO2500. Este último valor es algo que nunca antes me había atrevido a probar y los resultados obtenidos me han dejado realmente sorprendido. Mucho.
Salvando algunos problemas iniciales que tiene mi unidad, y que espero se resuelvan pronto, la cámara me parece sencillamente espectacular en muchos aspectos pero, sin lugar a dudas, lo que más me ha gustado por ahora es su autofoco rotundo, realmente consistente y efectivo. El mejor de todas las cámaras que he usado y estoy seguro que me va a hacer disfrutar mucho haciendo vuelos, mi modalidad favorita de fotografía de aves, más aún con los 10fps y el bufer tan tremendo que posee.
Aún me queda mucho para adaptarme a algunos aspectos de esta cámara pero poco a poco me voy sintiendo más cómodo y satisfecho con ella y a medida que me vaya familiarizando con la cámara iré recogiendo en el blog mis impresiones :-)

jueves, 28 de abril de 2016

Doñana

Nikon D7200, Tokina 12-24 f4, exposición manual, trípode, panorámica formada por dos fotogramas horizontales solapados
No soy fotógrafo de paisajes pero aquella tarde en Doñana la luz era tan espléndida, el cielo tan dramático y la temperatura tan agradable que no pude resistirme a intentar plasmar la preciosa escena que estaba viendo. Bueno, tengo que reconocer que me olvido mencionar el pequeño e importante detalle que me facilitó las cosas y es que aquel día llevaba conmigo el objetivo gran angular de un amigo y... pues eso, que con mi teleobjetivo difícilmente hubiera podido captar este momento ;-)

Por cierto, una pena que se me escapara un arcoiris tremendo que unos minutos antes lucía sobre la zona pero, bueno, en mi memoria queda grabado.